Por qué vapear es una tendencia peligrosa

Por qué vapear es una tendencia peligrosa

Los cigarrillos electrónicos son ahora el producto de tabaco más utilizado entre los adolescentes. Datos recientes compilados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) muestran que 1 de cada 5 estudiantes de secundaria (3,05 millones) y 1 de cada 20 estudiantes de secundaria (570.000) usan cigarrillos electrónicos, también conocidos como vapeo.1

JUUL, un dispositivo de vapeo popular entre los adolescentes, parece una unidad flash, lo que facilita su ocultación y viene en una variedad de atractivos sabores como crema, fruta, pepino y mango. Según el sitio web de JUUL, originalmente se creó para ser una alternativa satisfactoria a los cigarrillos. Aparece un banner de advertencia en el sitio que indica que sus productos contienen nicotina y que la nicotina es adictiva. De hecho, el contenido de nicotina de un JUULpod es el equivalente a un paquete de cigarrillos.

En noviembre (2018), la FDA anunció una serie de restricciones destinadas a combatir este creciente problema de salud pública que muchos creen que se ha convertido en una epidemia entre los adolescentes. La agencia tiene la misión de detener las ventas ilegales de cigarrillos electrónicos a menores y poner fin al marketing “apto para niños” de estos dispositivos.2

Si bien JUUL está intensificando sus esfuerzos para prevenir el uso de los adolescentes, incluida la restricción de la venta de esos codiciados favores, los padres y las escuelas aún tienen que descubrir cómo ayudar a los adolescentes que muestran signos de adicción.

Los riesgos para los adolescentes

Existen numerosos riesgos por el uso de nicotina. La investigación muestra que la nicotina afecta el metabolismo, aumenta el riesgo de cáncer y los problemas respiratorios, y más ataques y síntomas de asma.3 Uno estudio de usuarios adolescentes de vape encontraron niveles elevados de carcinógenos significativos en muestras de orina.

Los riesgos para la salud física de los adolescentes son importantes, pero es igualmente importante considerar el potencial de adicción. Si bien la publicidad que rodea al vape puede ser engañosa y hacer que los adolescentes vean al vape como más seguro de lo que es un estudio de usuarios de vape de grado 12 descubrió que los usuarios recientes de vaporizadores tenían más de cuatro veces más probabilidades de informar el uso de cigarrillos en un seguimiento de un año. Este estudio se suma a una creciente evidencia de que el vapeo en realidad puede ser una puerta de entrada al consumo de cigarrillos entre los jóvenes.

La adicción puede afectar negativamente la capacidad de concentrarse en una tarea, ya que los antojos desencadenan inquietud e irritabilidad. Dado que el cerebro adolescente aún se está desarrollando, es susceptible a la adicción. La adicción temprana a la nicotina puede hacer que el cerebro se remodele, cambiando el umbral de adicción a las sustancias. Esto hace que los adolescentes sean más propensos a habituarse a la nicotina, las drogas y / o el alcohol.

Además de la falta de concentración o el aumento de la inquietud, los comportamientos relacionados con la hiperactividad, la adicción a la nicotina también pueden exacerbar los síntomas de depresión y ansiedad. Esta peligrosa tendencia entre los adolescentes afecta tanto su salud física como emocional.

juul pod junto a la computadora

Juul, un dispositivo de vapeo popular, se asemeja a una unidad flash, lo que facilita su ocultación. (Foto: 123rf)

Qué hacer si su hijo adolescente está vapeando

Dado el número récord de estudiantes de secundaria y preparatoria que vapean, es importante hablar temprano y con frecuencia con los niños pequeños sobre los riesgos de los cigarrillos electrónicos. En el caso de que descubra que su hijo adolescente ya está vapeando, nunca es demasiado tarde para hablar de ello.

Edúquese usted mismo primero. Las declaraciones generales sobre cómo JUUL arruinará su vida no funcionarán. Los adolescentes están rodeados de la influencia de sus compañeros y del marketing creativo a través de las redes sociales y otras formas de medios. Las declaraciones vagas no son rival para un grupo de amigos que alaba la baja nicotina y los resultados rápidos.

Es esencial que los padres aprendan sobre los riesgos del vape y por qué atrae a los adolescentes. Obtén información sobre el vapeo para que sepas de qué estás hablando cuando comiences la conversación.

Abra la puerta a una comunicación honesta. Establezca un entorno seguro en el que sus hijos puedan hablar sobre sus sentimientos sobre el vape sin temor a ser juzgados o recibir consecuencias. Las relaciones sociales son muy importantes para los adolescentes en crecimiento. Si su adolescente sospecha que cortará amistades o quitará todos los dispositivos al admitir que ha probado o pensando en probar el vape, su adolescente no pedirá ayuda.

El artículo continúa a continuación

¿Le preocupa que su ser querido sufra de ansiedad?

Realice nuestra evaluación de ansiedad de 3 minutos para ver si podría beneficiarse de un diagnóstico y tratamiento adicionales.

Autoevaluación de la ansiedad

Involucre a su adolescente haciéndole preguntas abiertas sobre lo que está sucediendo en la escuela y lo que él o ella ya sabe sobre vape. Trate de comprender los problemas que podrían desencadenar el uso de vapeadores en el grupo de amigos de su adolescente. ¿Lo usan los adolescentes para aliviar el estrés? ¿Creen que es inofensivo? ¿Están aburridos?

Haga que su hijo adolescente sea consciente de los graves peligros para la salud asociados con el vapeo

Publicar los titulares más recientes o recordarle a su adolescente el riesgo de cáncer dentro de su familia puede asustarlo por un momento, pero probablemente no se traducirá en una mejor toma de decisiones cuando se enfrente al vape en el mundo.

Divídalo al nivel de adolescente para ayudarlo a considerar los riesgos. ¿Cómo cree que la necesidad de nicotina podría afectar su capacidad para concentrarse en la escuela? ¿Qué pasa si se agita durante el día escolar y descubre que no puede escuchar las conferencias? ¿Cómo podría JUUL afectar tu habilidad en el campo de fútbol? ¿Crees que podría interferir con tu capacidad para dormir lo suficiente? Participar en una conversación ayuda a los adolescentes a considerar los riesgos inmediatos y a largo plazo y les brinda la oportunidad de hacer preguntas.

¿Qué pasa si su adolescente ya es adicto?

La gran ironía de esta epidemia de vapeo es que los cigarrillos electrónicos se desarrollaron originalmente para ayudar a los adultos a frenar su adicción a la nicotina reemplazando los cigarrillos con una alternativa más segura. Desafortunadamente, la nicotina contenida en el jugo de vape es tan adictiva como la nicotina que se administra a través del cigarrillo.

Un problema que enfrentan los adolescentes vapeadores es que los medicamentos que se usan para frenar la adicción a la nicotina generalmente solo están aprobados para uso de adultos. Otro problema es que es difícil medir la cantidad de nicotina inhalada y absorbida a través del vapeo. Aunque sabemos que una cápsula JUUL es el equivalente a un paquete de cigarrillos, es significativamente más fácil reducir los cigarrillos uno a la vez que tratar de rastrear y reducir el uso de vape.

Comience con el médico de su hijo. Siempre es una buena idea hacer una cita con el cuidador principal de su hijo adolescente para un examen físico completo y para discutir sus inquietudes sobre el vapeo y cómo buscar ayuda. Solicite referencias a recursos para la prevención / tratamiento del vapeo en adolescentes en su área.

También puede preguntar acerca de las siguientes opciones potenciales:

Considerar terapia cognitivo-conductual (TCC). La TCC puede ayudar a los pacientes a identificar los factores desencadenantes que estimulan el comportamiento y enseñarles habilidades de prevención de recaídas y habilidades de afrontamiento efectivas para superar los sentimientos que podrían conducir a una recaída. Si bien la CBT se usa para dejar de fumar, es necesario explorar la investigación sobre la efectividad de la CBT en el vapeo.

Muchos adolescentes responden al tratamiento basado en la atención plena. Mindfulness es otra opción de tratamiento disponible para dejar de fumar, pero aún no se ha estudiado para la adicción a la nicotina a través del vaporizador. En esta terapia, los pacientes atienden los pensamientos que desencadenan los antojos y los replantean para aumentar la tolerancia. También aprenden a superar las emociones negativas sin recaer en el consumo de nicotina.

El apoyo grupal puede ser un formato eficaz. El apoyo grupal puede ser eficaz para ayudar a los adolescentes a superar las emociones negativas y aprender estrategias de adaptación adaptativas. Pídale a la escuela de su adolescente una lista de referencias para terapeutas locales o centros de asesoramiento para pacientes ambulatorios que ofrecen apoyo grupal para adolescentes.

Si bien no existe un camino claro para “curar” la adicción al vaporizador en los adolescentes en este momento, los padres pueden buscar ayuda a través de médicos de atención primaria y profesionales de la salud mental para adolescentes. Si bien la abstinencia de la nicotina puede ser abrumadora para los adolescentes, el uso prolongado presenta riesgos importantes para la salud. No asuma que esta es una fase breve durante la adolescencia. Obtenga ayuda de inmediato para ayudar a su adolescente a tomar decisiones más saludables.

Fuentes de artículos

Última actualización: 24 de mayo de 2019

Deja un comentario