¿Por qué es importante dormir?  Y otras preguntas sobre el sueño respondidas

¿Por qué es importante dormir? Y otras preguntas sobre el sueño respondidas

Presumir de lo poco que necesita dormir ya no es una cosa. Gracias a la evolución de la ciencia del sueño y al constante zumbido de fondo de lo importante que es el sueño, todos esos rufianes que solo necesito cuatro horas tienen que demostrar que son geniales de otra manera. No debería ser una noticia repentina que el sueño regular, como comer y respirar, es esencial para que el cuerpo y el cerebro funcionen correctamente y que sucederán cosas malas si se le priva de él.

La falta de sueño puede causar una amplia variedad de afecciones médicas, que van desde la pérdida de la memoria hasta la hipertensión y las enfermedades cardíacas y las alucinaciones graves. Junto con los niveles de estrés y la ingesta calórica, la cantidad de horas que duerme afectará directamente su salud mental y física, dicen los investigadores. Los médicos, las fundaciones del sueño y las organizaciones de salud gubernamentales dicen que para mantenerse saludables y rendir al máximo, los adultos deben dormir de 7 a 9 horas por noche. “Lo necesitamos por muchas razones biológicas y fisiológicas, y también psicológicas”, dice la psicóloga licenciada y especialista en sueño Julie Kolzet, PhD “Cuando ayudo a mis pacientes a arreglar su sueño, su ansiedad y depresión mejoran”.

¿Cómo nos hace funcionar mejor el sueño?

Aproximadamente un tercio de nuestras vidas la pasamos durmiendo. Aunque la mecánica del sueño puede diferir entre los animales, la mayoría de ellos comparten nuestra necesidad de dormir, incluso los insectos y las criaturas de cerebro más simple. Si bien nadie está realmente seguro de la razón biológica del sueño, a pesar de décadas de investigación, la mayoría de los científicos están de acuerdo en que el sueño es fundamental para la salud fisiológica y mental. Algunos investigadores plantean la hipótesis de que el sueño permite que el cerebro se apague para procesar los recuerdos; otros sugieren que el sueño ayuda a regular las hormonas del cuerpo. Lo que sí sabemos es que la privación del sueño afecta negativamente a órganos como el cerebro, el corazón y los pulmones, así como al metabolismo, la función inmunológica y la tendencia a la obesidad.

¿Qué sucede cuando no duermes lo suficiente?

Dentro de solo 24 horas de mantenerse despierto, su cerebro se comportará como si tuviera un nivel de alcohol en sangre de .10 (que está por encima del límite legal) y su memoria, capacidad para concentrarse, coordinación ojo-mano, atención y audición se verán afectadas.

A 36 horas Si no duerme, aumentarán sus posibilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares, presión arterial alta y desequilibrios hormonales.

A 48 horas de la privación del sueño, será susceptible a los microsueños, que son mini apagones involuntarios que pueden durar entre 2 y 30 segundos.

Y en 72 horas, es probable que alucines por completo. Una simple conversación estará más allá de sus posibilidades.

¿Qué le pasa a tu cerebro mientras duermes?

Mientras estas dormido, su cuerpo puede estar en reposo, pero su cerebro sigue funcionando. Una pequeña cantidad de células cerebrales son responsables de mantenernos dormidos. Una parte del hipotálamo es responsable de apagar las señales de excitación del cerebro (y otras áreas del hipotálamo y el tronco encefálico promueven la vigilia). Durante el sueño, la temperatura y la presión arterial bajan. Un ciclo de sueño completo tiene cuatro etapas (algunos investigadores del sueño dicen que son cinco etapas, pero vamos a seguir la teoría de las cuatro) que recorre cada 90 a 110 minutos.

El artículo continúa a continuación

¿Tiene falta de sueño?

Responda nuestro cuestionario de sueño de 2 minutos para ver si puede beneficiarse de dormir más.

Haz el cuestionario sobre el sueño

Entonces, en una noche de sueño completo, pasará por estos ciclos varias veces. Antes de entrar en las etapas, aquí hay un repaso rápido sobre los tipos de sueño. Hay dos tipos básicos de sueño: sueño REM (o movimiento ocular rápido) y sueño no REM (que tiene tres etapas diferentes). Además, no recorre estas etapas en secuencia. De hecho, la mayor parte del tiempo se pasa en la etapa 2. (Los científicos pueden saber en qué etapa se encuentra en función de las ondas cerebrales específicas y la actividad neuronal).

Etapas del sueño

Nivel 1, típicamente de 1 a 7 minutos, es una etapa no REM que representa la transición de la vigilia al sueño ligero. Durante este tiempo (generalmente varios minutos), la respiración, los movimientos de los ojos y los latidos del corazón se ralentizan y los músculos se relajan. Las ondas cerebrales también se ralentizan.

Etapa 2 es la siguiente etapa del sueño no REM, un período de aproximadamente 10 a 25 minutos antes de que entre en un sueño más profundo. Su cuerpo se relaja aún más, los movimientos de sus ojos se detienen y la temperatura de su cuerpo desciende. Aunque las ondas cerebrales también disminuyen, esta etapa está marcada por breves ráfagas de actividad eléctrica. (Ya sabes, como cuando tienes una contracción o un tirón en la pierna). La etapa 2 es donde pasas la mayor parte del tiempo.

Etapa 3, que suele ser de 20 a 40 minutos, es la etapa final del sueño no REM, caracterizada por el sueño profundo que necesita para sentir que ha dormido bien por la noche. Se considera el pico de liberación de la hormona del crecimiento en el cuerpo, importante para la reproducción y reparación celular, y ocurre en períodos más largos durante la primera mitad de la noche. Los latidos del corazón y la respiración disminuyen considerablemente. En esta etapa, sus ondas cerebrales se vuelven aún más lentas y puede ser difícil despertarlo.

Etapa 4 se considera sueño REM, durante este tiempo sus ojos se mueven rápidamente de un lado a otro detrás de los párpados cerrados. La actividad de las ondas cerebrales se acerca más a la actividad en las horas de vigilia. Su respiración se vuelve más rápida e irregular, y su frecuencia cardíaca y presión arterial aumentan cerca de los niveles de vigilia. Aunque algunos sueños pueden ocurrir en el sueño no REM, esta etapa marca el tiempo durante el cual los sueños parecen ser más vívidos y emocionales. Durante el sueño REM, los músculos de los brazos y las piernas se paralizan temporalmente, lo que algunos científicos creen que le impide realizar sus sueños. A medida que envejece, pasa menos tiempo en el sueño REM.

¿Cuál es el vínculo entre las enfermedades crónicas y el insomnio?

Las enfermedades crónicas pueden provocar alteraciones en los patrones de sueño. La depresión, las enfermedades cardíacas, los dolores corporales y los problemas de memoria están asociados con el insomnio. Otras afecciones como la obesidad, la artritis, la diabetes, las enfermedades pulmonares, los accidentes cerebrovasculares y la osteoporosis se asociaron con problemas relacionados con el sueño, como pausas para respirar, ronquidos, somnolencia diurna, piernas inquietas o sueño insuficiente, es decir, seis horas o menos.

¿Y los sueños? ¿Por qué los tenemos?

Puede que no recordemos nuestros sueños, pero según los científicos, soñamos de tres a seis veces por noche. (El noventa y cinco por ciento de ellos se olvidan una vez que se despierta). función de los sueños. Algunos expertos creen que el estado de sueño es psicológico y actúa como una especie de psicoterapia o una respuesta a emociones intensas sin función evolutiva.

Hay un contingente considerable de psicólogos que creen en la interpretación freudiana, que es que los sueños revelan verdades ocultas. Algunos investigadores plantean la hipótesis de que soñar es una forma en que el cerebro procesa la información diaria. Aún así, otros creen que soñar es fisiológico en respuesta a la actividad neuronal aleatoria. Sin embargo, estas diversas interpretaciones son teorías; no hay una conclusión científica sobre el papel que juegan los sueños y cómo afectan nuestras vidas.

El artículo continúa a continuación

¿Deberíamos realmente preocuparnos por nuestros sueños?

Aprenda lo que dicen sus sueños sobre lo bien que duerme

Leer el artículo de los sueños

Según Deirdre Barrett, profesora asistente en el Departamento de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de Harvard, en un podcast publicado por la Asociación Estadounidense de Psicología, “soñar es nuestro cerebro pensando en un estado bioquímico diferente”. El beneficio de soñar es que si estás atrapado en una mentalidad racional cotidiana, los sueños pueden mostrarte una nueva forma de pensar. Sin embargo, Barrett agrega: “Creo que nuestra mente despierta nos da mejores consejos que nuestra mente soñadora. El sueño es un gran complemento “.

¿Cuáles son los trastornos del sueño más comunes?

Hay una serie de trastornos del sueño, que incluyen:

¿Cuánto sueño realmente necesitamos en las diferentes etapas de la vida?

A medida que crecemos, nuestras demandas de sueño cambian. Esto es lo que recomienda la National Sleep Foundation por edad.

  • Recién nacidos: 14 a 17 horas
  • Infantes: 12 a 15 horas
  • Niños pequeños: 11 a 14 horas
  • Niños en edad preescolar: 10 a 13 horas
  • Niños en edad escolar: 9 a 11 horas
  • Adolescentes: De 9 a 11 horas
  • Adultos: 7 a 9 horas
  • El grupo de 65+: 7 a 8 horas.

El secreto para dormir bien por la noche

“Algunas personas son noctámbulos, otras son madrugadores”, dice Kolzet. “La mayoría de la gente está en el medio”. Hay cada vez más investigaciones que respaldan que su madre tenía razón en acostarse temprano. La buena noticia es que puede cambiar el ritmo circadiano natural de su cuerpo con cajas de luz, luz solar o melatonina. “Los jóvenes son más flexibles a la hora de alterar su reloj biológico”, dice.

Hay muchas formas de dormir bien por la noche. Acostarse y levantarse a la misma hora todos los días es probablemente lo más importante. Otro truco es usar la cama solo para dormir y tener relaciones sexuales. “Un componente importante del tratamiento es la compresión del sueño”, dice Kolzet, lo que significa limitar el tiempo que pasa en la cama.

Consejos para dormir: 5 formas de cerrar los ojos más

  1. Haga ejercicio de 20 a 30 minutos al día, pero no demasiado cerca de la hora de acostarse (unas pocas horas proporcionan suficiente amortiguación).
  2. Evite la cafeína al final del día y las bebidas alcohólicas antes de acostarse.
  3. Relájese antes de acostarse; pruebe con un baño tibio, leyendo u otra rutina relajante, pero lo ideal es que no requiera tiempo frente a la pantalla.
  4. Haga de su dormitorio una guarida para dormir. Mantenga las luces brillantes, los sonidos bajos y la temperatura fría (alrededor de 67 grados).
  5. No se acueste en la cama despierto. Si no puede conciliar el sueño, haga otra cosa, como leer, hasta que se sienta cansado.

¡Sigue este consejo y comenzarás a recuperar esos Zzzzz perdidos en poco tiempo!

Fuentes de artículos

Última actualización: 10 de junio de 2021

Deja un comentario