Lo que necesitas saber

Lo que necesitas saber

Cuando a un niño se le diagnostica un trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), los padres se enfrentan a la decisión de tratar el trastorno con medicación. A los padres a menudo les preocupa que los medicamentos cambien la personalidad de sus hijos o se conviertan en hábitos, o que se sientan abrumados por la cantidad de medicamentos diferentes en el mercado.

Los medicamentos no pueden curar el TDAH, pero pueden mejorar el funcionamiento general en el hogar y la escuela. Los investigadores han descubierto que los medicamentos estimulantes suelen ser la forma más eficaz de tratar el TDAH, tanto solos como en combinación con la terapia.1 Los estimulantes ayudan a aumentar los niveles de neuroquímicos en la parte del cerebro que controla la atención, el enfoque, la planificación y la organización. Cuando un médico los controla y administra correctamente, los estimulantes pueden reducir eficazmente los síntomas de hiperactividad y falta de atención en niños y adolescentes con TDAH.

El artículo continúa a continuación

¿Preocupado por el TDAH?

Responda nuestra prueba de TDAH infantil de 2 minutos para ver si su hijo podría beneficiarse de un diagnóstico y tratamiento adicionales.

Realizar el cuestionario de TDAH infantil

¿Cuál es la diferencia entre los estimulantes que se usan para tratar el TDAH?

Hay dos clases principales de estimulantes: anfetaminas y metilfenidato, los cuales se han utilizado durante décadas. Las anfetaminas incluyen medicamentos como Adderall, Dexedrine y Vyvanse. Los medicamentos con metilfenidato incluyen Ritalin, Concerta, Daytrana, Focalin, Metadate y Methylin, entre otros.2

Los medicamentos para el TDAH como Ritalin fueron diseñados originalmente para durar solo unas pocas horas. Ahora, algunos estimulantes como Concerta vienen en dosis ascendentes, con compartimentos dentro del medicamento que se liberan en diferentes momentos después de tragarlos. Estas versiones de lanzamiento extendido pueden durar hasta 12 horas. A veces, las cápsulas pueden ser difíciles de tragar para los niños pequeños, por lo que otras marcas ofrecen el medicamento en forma de perlas. Los padres pueden abrir la cápsula y espolvorearla en la comida para que el niño la ingiera fácilmente. Daytrana es el único medicamento para el TDAH que viene en un parche transdérmico, que se puede pegar en la cadera para una rápida absorción.3

¿Qué posibilidades hay de que mi hijo responda a los medicamentos estimulantes?

Existe un 80% de probabilidad de que su hijo responda a la terapia estimulante. Si lo hacen, hay un 50% de posibilidades de que funcionen tanto los metilfenidatos como las anfetaminas, y un 25% de que respondan solo a los metilfenidatos o las anfetaminas.4 Si un medicamento no resulta efectivo, hable con su médico acerca de ajustar la dosis o probar una clase diferente de estimulante. También pueden recomendar terapia conductual junto con medicamentos o tomar un medicamento no estimulante.

¿Qué medicamentos no estimulantes se han aprobado para tratar el TDAH en niños?

Strattera (atomoxetina), Intuniv (guanfacina) y Kapvay (clonidina) son los tres medicamentos no estimulantes aprobados para tratar a niños con TDAH.5 Estos medicamentos generalmente se recetan después de que los medicamentos estimulantes no logran tratar los síntomas de manera efectiva y, a veces, se recetan junto con estimulantes para tratar los síntomas. Aunque no han sido aprobados por la FDA para tratar el TDAH, a veces los médicos recetan antidepresivos “fuera de etiqueta” para tratar los síntomas del TDAH. Sin embargo, aún no se ha establecido la eficacia de estos medicamentos para tratar el trastorno en niños o adultos, y los niños y adolescentes tienen un mayor riesgo de pensamientos suicidas cuando toman antidepresivos.6

¿Qué edad debe tener mi hijo para recibir medicamentos para el TDAH?

La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda probar primero el tratamiento conductual para niños en edad preescolar y jardín de infantes y luego la medicación solo según sea necesario. La mayoría de los medicamentos solo han sido aprobados por la FDA para niños de 6 años en adelante, pero a veces los médicos recetan una dosis muy baja de un medicamento de metilfenidato para niños menores de 6 años.7

¿Cuánto tiempo tardan los medicamentos para el TDAH en empezar a hacer efecto?

Los estimulantes están diseñados para comenzar a actuar de inmediato, a menudo en media hora. Sin embargo, los no estimulantes pueden tardar varias semanas antes de que el fármaco alcance su efecto completo. Es importante hablar con el médico de su hijo antes de suspender el uso, ya que su hijo puede experimentar síntomas de abstinencia.

¿La medicación alterará la personalidad de mi hijo?

Si nota un cambio en la personalidad de su hijo, es posible que esté tomando una dosis demasiado alta. Cuando se prescriben y administran correctamente, los medicamentos para el TDAH deberían ayudar a su hijo a concentrarse y ser menos hiperactivo, pero no cambiarán su personalidad. Es posible que los niños pequeños no noten nada diferente en su comportamiento, pero los adolescentes pueden comentar que las personas los ven como menos enérgicos o animados.8

¿Puede mi hijo volverse adicto a un estimulante?

Aunque los estimulantes se clasifican como fármacos que crean hábito, algunas investigaciones sugieren que tomar un estimulante para tratar el TDAH en realidad puede reducir el riesgo de abuso de sustancias en la adolescencia en lugar de aumentarlo.9 Sin embargo, los niños y adolescentes todavía corren el riesgo de abusar o vender sus medicamentos.10 Los niños y adolescentes que abusan de la droga generalmente la toman en dosis más altas o inhalan o inyectan la droga para lograr un subidón rápido y potente. Para evitar estos riesgos, mantenga el medicamento en un lugar seguro, controle la administración del medicamento y avise al personal de la escuela que haga lo mismo.

¿Cuáles son los efectos secundarios comunes de los medicamentos para el TDAH?

Existen varios efectos secundarios comunes de los medicamentos estimulantes, que pueden incluir disminución del apetito, pérdida de peso, dolores de cabeza, dificultad para dormir y dolor de estómago. La altura no suele verse afectada por los estimulantes, pero el medicamento puede ralentizar o retrasar el crecimiento durante los primeros dos años de tratamiento.11 Si su hijo está tomando un antidepresivo para tratar los síntomas, es importante vigilar a su hijo o adolescente en busca de pensamientos suicidas, un posible efecto secundario del medicamento.

¿Puede un niño seguir tomando medicamentos para el TDAH si tiene otros problemas médicos o de salud mental?

Es imperativo que hable con el médico de su hijo sobre las afecciones coexistentes y otros medicamentos que toma. Los niños con síndrome de Tourette pueden beneficiarse de la medicación no estimulante.12 Debido a que los estimulantes a veces pueden aumentar la ansiedad o la agitación, es importante hablar con su médico sobre si los estimulantes son el punto de partida correcto o no para un niño con problemas de ansiedad preexistentes. Debido a que los estimulantes crean hábito, también es importante informar a su médico sobre cualquier problema de uso de sustancias con su hijo o adolescente.

Los niños con TDAH también tienen un mayor riesgo de desarrollar depresión, por lo que es importante hablar con su hijo sobre su estado de ánimo y su salud mental.13 Desarrollar hábitos de afrontamiento saludables en la escuela y el hogar puede ayudar a reducir el riesgo ahora y en el futuro de tener más problemas de salud mental.

¿Mi hijo siempre tendrá que tomar medicamentos para su TDAH?

Las investigaciones han demostrado que con la terapia conductual, algunos niños pueden llegar a dosis menores del medicamento.14 La necesidad de tratamiento y el tipo de intervenciones pueden cambiar a medida que su hijo crece y cambia. Algunos niños pueden interrumpir con éxito la terapia con medicamentos en la adolescencia o la edad adulta, mientras que otros pueden beneficiarse de un tratamiento médico continuo.

Fuentes de artículos

Última actualización: 13 de febrero de 2018

Deja un comentario