Esquizoprenia: comprensión de las alucinaciones y los delirios

Esquizoprenia: comprensión de las alucinaciones y los delirios

Las alucinaciones y los delirios se encuentran entre los síntomas más comunes de la esquizofrenia. Ambos se consideran síntomas positivos, lo que significa que no se observan en personas sanas.

Alucinaciones

Las alucinaciones se definen como experiencias y sensaciones que no son comprensibles para los demás. Sin embargo, para la persona que los experimenta, pueden parecer reales, urgentes y vívidos. Aproximadamente el 70% de las personas con esquizofrenia experimentarán alucinaciones.

Alucinaciones auditivas son más comúnmente experimentados por personas con esquizofrenia y pueden incluir escuchar voces, a veces múltiples voces, u otros sonidos como susurros o murmullos. Las voces pueden parecer enojadas o urgentes y, a menudo, exigen a la persona que sufre alucinaciones.

Alucinaciones visuales involucrar ver objetos, personas, luces o patrones que en realidad no están presentes. Visualizar a seres queridos, amigos u otras personas que conocían muertos puede ser particularmente angustiante. La percepción también puede verse alterada, lo que resulta en dificultades para juzgar la distancia.

Alucinaciones olfativas implican el sentido del olfato o del gusto, tanto bueno como malo, que en realidad no están presentes. Esto puede ser particularmente peligroso si una persona cree que está siendo envenenada y se abstiene de comer.

Alucinaciones táctiles son sensaciones de movimiento o sensaciones en su cuerpo que en realidad no están presentes, como manos en su cuerpo o insectos que se arrastran a su alrededor o dentro de usted.

Las alucinaciones no necesariamente indican esquizofrenia. Personas con trastornos del estado de ánimo. Los trastornos esquizoafectivos y otras afecciones de salud física y mental también pueden alucinar. La alucinación también puede ocurrir bajo la influencia de drogas o alcohol.

Alucinaciones

Los delirios se definen como creencias que entran en conflicto con la realidad. Los delirios son uno de los más síntomas comunes de la esquizofrenia. Estas creencias pueden incluir:

Delirios persecutorios: Cuando una persona cree que una persona, grupo u organización la está maltratando o lastimando a pesar de la evidencia contradictoria.

Delirios erotomaníacos: Cuando una persona cree que otra está enamorada de ella, a pesar de que no hay pruebas. Esta otra persona suele ser una celebridad o una persona en el poder.

Delirios somáticos: Cuando una persona cree que tiene una enfermedad o que su cuerpo está afectado por una condición extraña, a pesar de la evidencia contradictoria.

Delirios grandiosos: Cuando una persona cree que tiene habilidades o cualidades superiores (es decir, talento, fama, riqueza) a pesar de no tener pruebas.

A veces, una persona experimentará un tema recurrente en sus delirios durante un período, lo que los hará parecer más convincentes para la persona que los experimenta. Las alucinaciones a veces se clasifican como delirios secundarios si implican tener una creencia falsa en la voz que están escuchando u otra sensación que están experimentando.

Cómo ayudar a un ser querido

Trate de mantener la calma y evitar sentirse abrumado, confundido o temeroso de que alguien experimente alucinaciones o delirios. Una disposición tranquila puede ayudar al individuo a conectarse con la realidad. A continuación, se ofrecen algunos consejos adicionales:

Fomentar la apertura

Las alucinaciones y los delirios a menudo provienen de un lugar de vergüenza y miedo, por lo que tener una conversación productiva puede ser un desafío. Trate de explicarle con delicadeza que no puede ver ni oír lo que están experimentando y necesita ayuda para comprenderlo.

Se paciente

Trate de ser comprensivo. Alucinando es una experiencia muy absorbente. Hable despacio y con claridad y utilice con frecuencia el nombre de la persona. Manejar su propia ansiedad alentará a la persona que sufre alucinaciones a ser más receptiva.

Reforzar la realidad

No discuta con las alucinaciones u observaciones engañosas. No es útil desafiar a la persona que está luchando. En cambio, concéntrese en la realidad y trabaje para mantenerse comprometido con ese contenido.

Pedir ayuda

Si se siente mal preparado para ayudar a alguien que sufre psicosis, busque ayuda. Averigüe si hay un amigo, familiar o recurso comunitario de confianza al que pueda comunicarse. Nunca hagas amenazas y hazles saber que está bien si prefieren contactar a esa persona ellos mismos primero.

La alucinación y el delirio pueden dar miedo de presenciar, pero la buena noticia es que la medicación, la terapia, la psicoeducación y el apoyo familiar pueden marcar la diferencia. Es posible que los síntomas nunca desaparezcan por completo, pero las personas afectadas por estos problemas pueden aprender a controlarlos. Si conoce a alguien con esquizofrenia, busque más educación y capacitación para ayudar a su ser querido a sobrellevar e incluso prosperar con la esquizofrenia.

Fuentes de artículos

Última actualización: 7 de mayo de 2021

Deja un comentario