El diseñador de moda que tiene esquizofrenia

El diseñador de moda que tiene esquizofrenia

La esquizofrenia afecta solo al 1 por ciento de la población en todo el mundo, pero tiene una reputación enorme. La imaginación popular está plagada de mitos e hipérboles sobre cómo es la esquizofrenia. Muchas de las ideas surgen de la televisión y las películas, no de la interacción real con alguien que tiene esquizofrenia.

El error más grande es que las personas con esquizofrenia son peligrosas. No es verdad. Impredecible a veces, sí. Pero la mayoría de los esquizofrénicos son no violentos, especialmente si están siendo tratados.

La segunda cosa que la gente siempre parece equivocarse acerca de la esquizofrenia: que los esquizofrénicos no son inteligentes. Otro adormecimiento que está todo mal. De hecho, ha habido muchas personas creativas e inteligentes a lo largo de la historia que padecían esquizofrenia, como el matemático y teórico ganador del Premio Nobel John Nash. ¡Intenta decirnos que no es inteligente! Y Syd Barrett, un artista, compositor y guitarrista británico, más famoso por ser el miembro fundador de Pink Floyd.

Para ayudar a romper los estereotipos y desestigmatizar la condición, Psycom se sentó con Michelle Hammer, una de las principales figuras de la comunidad creativa de Nueva York, que vive con esquizofrenia y utiliza su talento artístico para combatir el estigma que está tan obstinadamente unido a la esquizofrenia y otras afecciones de salud mental.

Hammer fundó Esquizofrénico.NYC, una línea de ropa con la misión de generar un diálogo sobre la salud mental. Y ha estado creando un trabajo dinámico que inicia la conversación desde entonces. Hammer ha aparecido en Mashable, El Daily Mail, Estilista, y Buzzfeed, para nombrar unos pocos. Y Voces, un documental sobre esquizofrenia en el que estaba, fue nominada a un premio Tribeca X en el Festival de Cine de Tribeca 2018.

Antes de profundizar en nuestra conversación, un poco de historia: Hammer fue diagnosticada con esquizofrenia a los 22 años, luego de un diagnóstico erróneo de trastorno bipolar a los 18. En la primavera de 2015, fundó Schizophrenic.NYC.

KME: Recibiste un diagnóstico incorrecto de trastorno bipolar cuando tenías 18 años. ¿Cómo fue esa experiencia?

MH: Cuando tenía 18 años y me diagnosticaron bipolar, decidí seguir con ese diagnóstico, aunque después de buscar muchas cosas al respecto, supo no encajaba. Durante toda la universidad, insistí en que solo era bipolar. Mis amigos y compañeros de cuarto tenían otras ideas, pero yo seguía diciendo: “No, no, soy bipolar”.

Otro consejo fue que los medicamentos bipolares no ayudaron, en absoluto. Y probé más de uno. Nada ayudó. Lo único que me funcionó fue un antidepresivo que tuve que tomar tres veces al día. Si me lo perdía, lo saltaba o esperaba demasiado, me volvía loco, era necesario muy programación precisa, que a veces era difícil de administrar en la universidad.

Fueron años difíciles. Y no me di cuenta de que el antidepresivo que me estaban recetando en ese momento me estaba produciendo acatisia, un trastorno del movimiento que se manifiesta como una sensación de inquietud interior e incapacidad para permanecer quieto. Sentí como si estuviera saltando fuera de mi piel. No podía quedarme quieto, todo lo que quería hacer era correr por todo el lugar. Es el peor sentimiento del mundo.

Para empeorar las cosas, no entendía lo que estaba pasando. No sabía que era acatisia hasta que conocí a mi nuevo médico en la ciudad de Nueva York después de la universidad y le expliqué lo que estaba sintiendo. Irónicamente, me dijo que la acatisia podía solucionarse tomando otra pastilla. Si me lo hubieran compartido cuando tenía 19 años, podría haber estado mucho mejor durante muchos años más.

KME: ¿Qué pasa con los años de adolescencia que condujeron a un diagnóstico erróneo de trastorno bipolar?

MH: La escuela secundaria fue bastante terrible. Estaba tan paranoicoentonces paranoico. Y mi mente estaba corriendo. Reprobé la clase de inglés porque no quería leer; Simplemente no podía leer las páginas de un libro. Las tareas de escritura también fueron difíciles. Tenía miedo de que el maestro pensara que era estúpido, así que nunca entregué nada. Además, estaba teniendo delirios.

La gente intentó convencerme de que hablara con el consejero vocacional. Me dijeron que la conversación sería completamente confidencial (a menos que hablara de querer lastimarme a mí mismo oa alguien más). Pero yo hizo Quiero suicidarme, así que nunca dije nada. Nadie sabía que tenía pensamientos suicidas, ni una sola persona. Sabía que tendrían que decírselo a mi familia, y yo absolutamente No quería que hablaran con mi mamá, quien pensé en ese momento quería matarme.

Estaba dolorosamente solo.

KME: ¿Cuál fue su reacción cuando le diagnosticaron correctamente esquizofrenia a los 22 años? ¿Y en qué se diferenciaba el diagnóstico de trastorno bipolar del de esquizofrenia en términos de percepción?

MH: Para ser honesto, creo que ya sabía que tenía esquizofrenia, así que no me sorprendió mucho. Pero yo estaba desanimado. Las reacciones de las personas son diferentes a la bipolaridad que a la esquizofrenia. Es como si pensaran que el trastorno bipolar no es tan malo como la esquizofrenia.

No es cierto: la esquizofrenia no es peor que la bipolar; bipolar no es peor que la esquizofrenia. Ambas son enfermedades mentales.

KME: ¿Cómo reaccionaron tus amigos y familiares?

MH: Salí a cenar con mis tres compañeros de cuarto de la universidad con un plan para compartir mis noticias. Estamos cenando y me estoy poniendo nervioso, así que les dejo escapar: “Chicos, solo quiero decirles que descubrí que soy esquizofrénico”. Y todos simplemente me miraron. Mi amiga Kate dijo: “¿No es eso lo que tuviste todo el tiempo?” Entonces mi otro amigo compartió: “Eso podría no han sido más obvios “. Mi tercer amigo intervino: “Nosotros dijo tú eso. ” Y yo digo, esperen … “¿Ustedes ya lo sabían?” Y todos dijeron: “De curso ¡sabíamos!” Si mis mejores amigos lo sabían y no les importaba, ¿por qué debería importarme lo que los demás piensen de mí?

KME: ¿Qué tipo de esquizofrenia tiene y cómo se manifiestan los síntomas?

MH: Tengo esquizofrenia paranoide, voces que se manifiestan como pensamientos en mi cabeza, como: “¿Por qué acabas de decir eso? ¡Eso fue tan estúpido! ” “¿Por qué estás hablando? Todo lo que dices es tonto. Simplemente no hables más “. “¡Te ves gorda hoy!” “Esa persona de ahí te está mirando. ¡Te están mirando porque te ves estúpido! “

Y luego comienzo a proyectar estos pensamientos en otras personas y comienzo a pensar que otras personas me están mirando, juzgándome. Este tipo de pensamiento trae mucha ansiedad y paranoia.

Mencioné anteriormente que en la escuela secundaria creía que mi madre estaba tratando de matarme. Cuando llegué a la universidad, comencé a pensar que mi compañero de cuarto estaba tratando de matarme. Yo estaba como, “Espera un minuto, eso no tiene ningún sentido”. Me di cuenta de que es me que tiene problemas de paranoia. Es me pensando que la gente está tratando de matarme. Eso es lo que más me llevó a ver a un médico.

KME: ¿Puede compartir un poco sobre su viaje con la medicación? ¿Fue un desafío encontrar la combinación correcta?

MH: Me tomó un muy mucho tiempo para encontrar mi cóctel actual. Después de la universidad, llegué a casa y no estaba en nada. Veía cosas, alucinaba, me disociaba de la realidad. Empecé a tomar medicamentos contra la ansiedad. A partir de ahí se agregaron y agregaron más medicamentos. Mi médico recomendaría cosas diferentes y luego agregaría algo más que también ayudaría; y luego otra cosa para aliviar los efectos secundarios de los dos primeros medicamentos. Nunca quise tomar siete medicamentos, dos de ellos son para efectos secundarios. Pero esta combinación de medicamentos me ha ayudado mucho y estoy muy contento con los medicamentos que estoy tomando ahora.

KME: ¿Tiene algún síntoma cuando está tomando medicamentos?

MH: A veces me vuelvo paranoico si creo que no le agrado a alguien. O si me despierto por la mañana y llego tarde a tomar mi medicación, podría caminar de un lado a otro. Pero ya no tengo muchas cosas negativas en mi cabeza. Si me salto mis medicamentos por un día o dos, no será agradable, pero trato de cumplir con el horario para que eso no suceda.

KME: ¿Cuándo empezaste a crear arte y cómo es tu proceso artístico hoy?

MH: Cuando tenía 20 años y trabajaba en un campamento para dormir, tenía mucha ansiedad, así que compré un cuaderno de bocetos y comencé a crear dibujos intrincados. Más tarde los llevé a la computadora y los manipulé con Photoshop. Mi proceso creativo es muy similar hoy.

KME: ¿Cómo decidiste utilizar tu talento artístico para crear tu línea de ropa?

MH: Quería hacer algo que hiciera que la gente hablara sobre salud mental. Si solo pongo obras de arte en una pared, tienes que ir a la pared y tener la conversación. Una camisa es un mecanismo de conversación portátil. Tengo una camiseta que dice: “Estoy mentalmente enfermo y no mato”. La gente me ve en el metro con esa camisa puesta, y me señalan y me levantan el pulgar.

KME: ¿Cómo lograste que Schizophrenic.NYC despegara?

MH: Todo el mundo pensó que se trataba de algún episodio; nadie apoyaba lo que estaba haciendo. ¡Pero mira dónde estoy ahora! Incluso mi médico me preguntó si quería decirles a todos que tenía esquizofrenia. Pero no me gustan los secretos. Al principio, salir del armario así fue aterrador, pero después de pensarlo un poco, me di cuenta de que cualquiera que no aceptara esto no era alguien a quien quería en mi vida. Sobre todo lo que escucho ahora es que soy muy valiente.

KME: ¿Por qué empezaste con Schizophrenic.NYC?

MH: Mi enfoque principal es la promoción. Tuve la suerte de que cuando era estudiante de primer año en la universidad y finalmente me di cuenta de que algo no estaba bien conmigo, llamé al centro de salud y tuve una cita con un médico. Día siguiente. Ahora, abogo por que las personas que necesitan ver a un médico puedan hacerlo lo antes posible. Quiero erradicar el estigma en torno a la psicosis y la esquizofrenia. No quiero que la gente piense que es la peor enfermedad que puede tener, porque realmente no lo es.

KME: ¿Dónde vende sus productos?

MH: Vendo online en Esquizofrénico.NYCy en Fountain House Gallery, donde a menudo hago pop-ups de verano frente a su espacio en Hell’s Kitchen.

KME: ¿Qué es Fountain House y Fountain House Gallery?

ME: Casa de la fuente en la ciudad de Nueva York permite a las personas con afecciones mentales graves vivir bien y prosperar en la sociedad. Te conviertes en miembro cuando te diagnostican por primera vez y te ayudan con todo que necesita, desde obtener una discapacidad, encontrar atención médica, seguros, grupos, vivienda, becas para estudiantes, becas de arte, son las mejor lugar alguna vez.

KME: ¿Cómo ha sido recibida su línea de ropa Schizophrenic.NYC?

MH: A la gente le gusta mucho lo que estoy haciendo. Me gusta vender en persona para poder hablar con la gente y hacer que me conozcan.

KME: ¿Dónde le gustaría que Schizophrenic.NYC estuviera en los próximos dos o tres años?

MH: Me gustaría ser más un nombre y que más personas me conozcan. También me gustaría dar más discursos y llamar más la atención sobre mi marca para poder tener un impacto más significativo.

KME: ¿Qué te ayuda a vivir lo mejor posible más allá de la medicación y la terapia?

MH: Manteniéndome ocupado. Tener buenos amigos y familiares con quienes hablar y un sólido equipo de apoyo.

Última actualización: 26 de mayo de 2021

Deja un comentario