¿Demasiado estrés?  Esto es lo que puede hacer al respecto

¿Demasiado estrés? Esto es lo que puede hacer al respecto

Vivimos en un mundo donde el estrés es casi inevitable. Debido a que la tecnología crea la expectativa de estar disponibles para los demás las 24 horas del día, equilibrar nuestros compromisos y enfrentar el estrés de manera saludable puede parecer imposible. Atrapados en una lista constante de cosas por hacer, rara vez nos tomamos el tiempo para evaluar el precio que el miedo, la preocupación y la angustia pueden causar en nuestros cuerpos y mentes. ¿Cómo se sabe cuando está demasiado estresado?

Todos tenemos su propia respuesta al estrés, por lo que es vital examinar sus respuestas fisiológicas, conductuales y psicológicas a la tensión de las demandas de la vida. Echemos un vistazo a algunos signos comunes de que está bajo demasiado estrés.

Señales de que está demasiado estresado

Signos fisiológicos

  • Dolor crónico
  • Dolores de cabeza
  • Tension muscular
  • Náusea
  • Apretar la mandíbula o los puños
  • Alta presión sanguínea

Signos de comportamiento

  • Mayor uso de sustancias (incluida la nicotina, el alcohol, la cafeína y las drogas ilegales)
  • Retiro social
  • Comer en exceso y no comer
  • Arrebatos de ira
  • Hacer ejercicio con menos frecuencia

Signos psicologicos

El artículo continúa a continuación

¿Le preocupa que pueda estar sufriendo mucho estrés?

Responda nuestro cuestionario de 2 minutos sobre el nivel de estrés para ver si podría beneficiarse de un diagnóstico y tratamiento adicionales.

Realice el cuestionario sobre el estrés

Si experimenta alguno de estos signos, es posible que desee tomar medidas para reducir el estrés hoy. Aquí hay algunas preguntas simples pero reveladoras que puede hacerse para identificar áreas de mejora o cambio. Hacer las preguntas correctas puede identificar qué mejoras puede hacer para sentirse más relajado y en control de su salud.

Preguntas para hacerse a sí mismo

¿Quién está en mi red de apoyo?
Todos deben tener personas en su vida que sean influencias positivas, proveedores de apoyo y modelos a seguir para una vida saludable. Pueden ser amigos, familiares, mentores, líderes espirituales, colegas y profesionales de la salud mental.

¿Qué actividades disfruto?
Su trabajo puede ser agradable, pero todos necesitan pasatiempos que no se relacionen con la competencia o los logros personales. ¿Qué ayuda a aliviar tus preocupaciones y te hace más consciente de tu cuerpo? Estas actividades pueden incluir lectura, baile, jardinería, juegos de mesa, manualidades, etc.

¿Cuáles son mis hábitos de sueño?
Si duerme aproximadamente 8 horas ininterrumpidas por noche, podrá pensar con más claridad, estimular su sistema inmunológico y concentrarse mejor en el trabajo y las relaciones. Un simple paso, como apagar las pantallas una hora antes de acostarse, puede marcar una gran diferencia en la calidad de su sueño.

¿Estoy diciendo “no” a tareas innecesarias?
Idealmente, debería poder traspasar tareas que exigen demasiado de usted, que no son su responsabilidad o que no se ajustan a sus valores y objetivos personales. Si no está seguro de por dónde empezar, eche un vistazo a su agenda y lista de tareas, y vea qué se puede delegar o eliminar por completo.

¿Soy organizado? Empiece a ordenar su vida. Cuando puede administrar las tareas con un horario preciso y una lista de tareas pendientes priorizadas, reduce la ansiedad innecesaria que puede acompañar a una agenda desordenada y confusa.

¿Cuándo y cómo practico la relajación?
Tomarse un tiempo para relajarse puede ser tan simple como leer un libro, dar un paseo o escuchar música. Tal vez necesite dedicar unos minutos a respirar profundamente todos los días, o tal vez el yoga o la meditación pueden proporcionar el tiempo necesario para sintonizarse con su cuerpo.

¿Conozco profesionales que puedan ayudar?
Un examen físico anual puede ayudarlo a evaluar el impacto del estrés y generar soluciones. Los profesionales de la salud mental también pueden brindar información valiosa sobre su salud conductual y emocional y ayudarlo a crear un plan para una vida bien equilibrada. Un terapeuta puede enseñarle cómo aliviar el estrés mediante varias técnicas.

Si se siente abrumado por una autoevaluación y no está seguro de por dónde empezar, aborde sus preocupaciones físicas inmediatas. La alimentación saludable, el ejercicio y la consulta profesional pueden tener un impacto significativo. Pero no sienta que tiene que hacer todos estos cambios importantes de la noche a la mañana. Comenzar con algo pequeño, tal vez creando espacio para la relajación y apagando la tecnología más temprano en la noche, puede ayudarlo a generar impulso.

Cuando comience a hacer cambios, asegúrese de prestar atención a lo que reduce su estrés y no dude en tomar notas. No todas las técnicas de relajación funcionan para todos. Considere usar un diario o una aplicación de teléfono para rastrear la efectividad de sus estrategias y generar motivación. Por último, el cambio también puede ser más emocionante cuando comparte el viaje, así que considere la posibilidad de contratar a un amigo como compañero de responsabilidad. Juntos pueden alentarse mutuamente para abordar el estrés y priorizar su salud física y mental.

El cambio real comienza con hacer buenas preguntas y jugar al detective con la mente y el cuerpo. Empiece a tomar notas y entable conversaciones con personas que puedan ayudar. El estrés siempre puede jugar un papel en tu vida, pero no tiene por qué ser el villano de tu historia. Con la mentalidad adecuada, puede recuperar el control de su mente y cuerpo.

Última actualización: 14 de junio de 2019

Deja un comentario