6 consejos para manejar los altibajos del trastorno bipolar

6 consejos para manejar los altibajos del trastorno bipolar

El trastorno bipolar es un tipo de trastorno del estado de ánimo que afecta todas las áreas de la vida, incluido el estado de ánimo, el nivel de energía, la atención y los comportamientos. Si bien no existe cura para el trastorno bipolar, muchas personas con el diagnóstico terminan viviendo una vida plena y saludable. El manejo de los síntomas del trastorno generalmente requiere una combinación de apoyo médico, medicación y terapia. Pero hay muchos cambios que puede hacer en su vida diaria para prevenir episodios del estado de ánimo y disminuir su intensidad y frecuencia.

Vivir con éxito con el trastorno bipolar requiere una combinación de habilidades. Defenderse a sí mismo, educarse y encontrar la red de apoyo adecuada son elementos clave para comenzar la recuperación.1. Aquí hay algunos pasos de acción que lo ayudarán a comenzar a desarrollar y usar estas habilidades en su vida diaria.

# 1. Mantente conectado – Cuanto más se aísla, más aumenta el riesgo de que los cambios de humor pasen desapercibidos y pongan en peligro su salud. La falta de conexión con los demás también puede ponerlo en riesgo de sufrir un episodio depresivo. Así que no dude en reunir un equipo de profesionales para brindar orientación y conocimiento. Los médicos, consejeros y otras personas pueden ser parte de su sistema de apoyo, y muchas personas encuentran que asistir a un grupo de apoyo para personas con trastorno bipolar puede ser invaluable. Mantenerse comprometido con amigos, familiares y miembros de su comunidad también puede desempeñar un papel importante para mantenerlo lleno de energía y brindar apoyo.

# 2, edúquese a sí mismo – La educación comienza con el aprendizaje de los síntomas de los episodios maníacos y depresivos y con la actualización de las opciones de tratamiento impulsadas por la investigación para el trastorno bipolar. Comparta sus preguntas e inquietudes con su médico o psiquiatra, y pregúnteles qué recursos recomiendan para que lea o recopile. Comprender la enfermedad puede ayudar a que se sienta más manejable y ayudarlo a identificar los síntomas antes de que empeoren.

# 3. Seguimiento de síntomas – A muchas personas con trastorno bipolar les resulta útil llevar un registro diario de su estado de ánimo, pensamientos y comportamientos. Si puede detectar pequeños cambios en estas áreas, entonces puede detener o disminuir la intensidad de un episodio del estado de ánimo antes de que empeore. También debe realizar un seguimiento de los factores estresantes o los comportamientos que pueden desencadenar un episodio del estado de ánimo, como la falta de sueño, los conflictos en las relaciones, el estrés escolar o laboral, el consumo de sustancias o los cambios estacionales. Cuanto más exactamente pueda informar estos cambios a usted mismo y a su médico, mayores serán las posibilidades de estabilizar su estado de ánimo.

# 4. Involucrar las habilidades de afrontamiento – Además de alertar a su consejero o médico, puede utilizar habilidades de afrontamiento para controlar los síntomas o reducir su riesgo de un episodio de estado de ánimo. Las diferentes técnicas de afrontamiento funcionan para diferentes personas, pero por lo general implican actividades que lo ayudan a sentirse tranquilo, mantenerse conectado con los demás, practicar hábitos saludables e involucrar intereses. Tener una lista de habilidades de afrontamiento a su disposición puede ser útil, ya que puede resultar difícil generar sus propias ideas cuando siente una falta de control.

# 5. Establecer una rutina – Quizás la mayor habilidad de afrontamiento para prevenir la manía o la depresión es el establecimiento de una rutina diaria saludable. Debe tomar los medicamentos de manera constante y precisa. Dormir lo suficiente y de manera constante todas las noches puede reducir el riesgo de manía.2 Mantenerse saludable y hacer ejercicio también puede ayudar a mejorar y estabilizar su estado de ánimo. Programe horarios regulares para dedicarlo a familiares y amigos, asista a todas las citas con el médico y reserve tiempo para relajarse y desconectar de los factores estresantes de la vida.

# 6. Desarrolle un plan de crisis – Hay momentos en los que incluso la mejor rutina y el mejor conjunto de habilidades de afrontamiento pueden fallar en evitar que se intensifique un episodio del estado de ánimo. Es importante, incluso cuando se sienta bien, seguir adelante y desarrollar un plan de crisis que pueda activar cuando se sienta fuera de control. Cree un plan escrito con una lista de personas con las que usted u otras personas pueden comunicarse en caso de emergencia, así como información sobre sus medicamentos y las señales y síntomas de advertencia. Además, incluya una lista de los números de la línea directa a los que puede llamar si tiene pensamientos suicidas o síntomas psicóticos. Finalmente, déjese un recordatorio de que siempre puede llamar al 911, ir a una sala de emergencias o pedirle a un ser querido que le ayude si fallan otras medidas.

Si no está seguro de por dónde empezar, los profesionales de la salud mental están capacitados para ayudarlo a desarrollar un plan de tratamiento que pueda involucrar todos estos pasos de acción. Tener un plan concreto puede ayudarlo a sentirse más en control de su trastorno bipolar y, con el tiempo, puede adaptar o modificar este plan según sea necesario. El trastorno bipolar no tiene por qué ser una experiencia solitaria, así que piense a quién puede reclutar hoy para que lo ayude a desarrollar su resiliencia y prosperar en todos los ámbitos de la vida.

Fuentes de artículos

Última actualización: 22 de julio de 2019

Deja un comentario