5 cosas que debes dejar de decirte a ti mismo para mejorar tu salud mental

5 cosas que debes dejar de decirte a ti mismo para mejorar tu salud mental

Tu cerebro es un editor. Una de sus tareas es elegir cómo narrar la historia de lo que te pasa todos los días. Determina cómo encaja cada conversación y cada calamidad con la saga de tu propia vida. La forma en que su cerebro interpreta esa pelea con su pareja o esa entrevista de trabajo fallida determina en última instancia si estos eventos causarán emociones negativas y pensamientos autodestructivos.

Cuando se siente ansioso o estresado, su cerebro editorial se ve tentado a tomar atajos para la autopreservación. Uno de esos atajos es el filtro “obligatorio”. Los deberes son creencias que tenemos sobre cómo debería funcionar el mundo y cómo deberíamos comportarnos en él. Son pequeñas cajas agradables en las que su cerebro intenta meter cada evento, pero la realidad es que estos “deberes” tienden a no ser precisos o racionales. Ignoran las complejidades de la experiencia humana por verdades en blanco y negro. Aquí hay algunos “deberes” comunes a los que debe prestar atención cuando comienza a preocuparse. Deje de decirse a sí mismo estos cinco deberes y vea los cambios que puede traer a su salud mental.

1. Debo ser amado por todos en todo momento.

Muchos pensamientos y comportamientos contraproducentes surgen de la expectativa de aceptación total e incondicional. Aunque es increíblemente humano querer ser aceptado, amado y elogiado, cuando constantemente ajusta sus acciones y reacciones para lograr este deseo, comienza a perder el sentido de sí mismo. Te conviertes en un camaleón, cambiando rápidamente para adaptarse a las percepciones de los demás. No puedes recordar lo que es importante para ti porque te concentras en todos los demás. Usted equipara la autoestima con los me gusta de Facebook o las palmaditas en la espalda.

La realidad es que nunca puedes hacer felices a todos todo el tiempo. Este “deber” es tan peligroso como irracional. En su lugar, intente concentrarse en sus propios valores. ¿Qué acciones crean respeto por uno mismo? ¿Cómo puedes ser amable con los demás en lugar de simplemente buscar su amor? ¿Qué reconocimiento de tus compañeros es práctico y qué es solo vanidad?

El artículo continúa a continuación

¿Le preocupa que pueda estar sufriendo de un trastorno de salud mental?

Responda uno de nuestros cuestionarios de salud mental de 2 minutos para ver si podría beneficiarse de un diagnóstico y tratamiento adicionales.

Haga una prueba de salud mental

2. Debo tener éxito en todo.

Prepararse para que cada comportamiento sea perfecto puede inspirar miedo y ansiedad. También es más probable que pospongas las cosas cuando tus expectativas para ti mismo son imposibles. A menudo, las personas más exitosas han fracasado en numerosas ocasiones y han aceptado sus defectos. En lugar de estar paralizado por el perfeccionismo, considere cómo su vida puede ser plena a pesar de sus limitaciones y debido a ellas.

Para luchar contra este “deber”, tenga cuidado de no hacer generalizaciones cuando falle. No obtener esa entrevista de trabajo no implica que nunca encontrará un empleo. Que te pongan de pie en una cita no significa que estarás solo para siempre con 70 gatos. Cuando tu cerebro comienza a cambiar al piloto automático con palabras como “siempre” y “nunca”, entonces sabes que estás en territorio irracional.

3. Debo estar molesto por las cosas que temo.

El mundo actual hace que sea fácil obsesionarse sin cesar con sus preocupaciones, especialmente con las redes de noticias y las redes sociales las 24 horas del día. Quedas atrapado en el bucle, asumiendo que en el momento en que bajas la guardia o enfocas tu mente en otra cosa, te estás poniendo en peligro. Sin embargo, obsesionarse no es lo mismo que examinar. A menudo, cuando examina la naturaleza y la realidad de sus miedos, encontrará que puede enfrentarlos o aceptar su inevitabilidad. La aceptación no significa rendición, solo significa concentrarse en lo que puede controlar en lugar de en lo que no puede. No puedes detener la inevitable muerte térmica del universo, pero puedes reciclar tu basura.

4. Debo evitar todo conflicto.

Separarse o distanciarse de las personas difíciles puede parecer la solución más segura. La ansiedad disminuye y podemos esquivar esas emociones desagradables y desordenadas. Pero este acto de escape es solo una solución temporal. Experimentarás más reactividad emocional y diálogo contraproducente dentro de ti cuando siempre elijas la salida más rápida.

En la vida, todos nos encontraremos con personas con las que tenemos conflictos. Habrá desacuerdos, malentendidos y estrés sobre la comunicación. Enfrentar el conflicto de frente tratando de comprender puede parecer imposible al principio. Pero la comunicación es un músculo que debe ejercitarse para lograr una existencia más tranquila y, en última instancia, más feliz. Cuanto mejor se vuelva reflexivo y articulado en momentos de incertidumbre y estrés, menos le molestará ese drama interpersonal a largo plazo.

5. Debo tener control sobre todo.

Sentir una fuerte sensación de control sobre lo que te sucede no es un rasgo malsano. De hecho, es probable que las personas que tienen un mayor sentido de control interno sean más resistentes durante los desafíos de la vida. Sin embargo, cuando esta expectativa se extiende a todos los eventos y situaciones, se convierte en un “deber” peligroso.

Gran parte de lo que te sucede en la vida se debe al azar. No podemos hacer predicciones 100% precisas, pero eso no significa que debamos volver a la cama y escondernos del mundo. En su lugar, considere cómo puede seguir disfrutando de la vida y ser resistente a pesar de la tirada de los dados. Se recuperará más rápidamente de los eventos negativos y experimentará menos culpa y culpa.

Desafiar el proceso editorial de su cerebro comienza con un simple examen. Practique escribiendo sus pensamientos y expectativas sobre una situación, y considere cuál de estos “deberes” se aplica. Irónicamente, es la aceptación de momentos incómodos e incontrolables lo que te da más poder sobre tus emociones y reacciones. Cuando aceptas los matices de tu humanidad y del mundo que te rodea, es increíble lo fascinante que se vuelve la vida.

Última actualización: 13 de mayo de 2021

Deja un comentario